Noticias

San Juan en San Pedro Manrique

22 Junio 2015

 

Paso del Fuego y Móndidas en San Pedro Manrique (Soria). Fiestas declaradas de Interés Turístico Nacional [Alojamientos Rurales cercanos].

 

El tradicional Paso del Fuego

Rito que tiene lugar la noche de San Juan y que consiste en el paso sobre las ascuas encendidas, solo o llevando una carga encima. 

El recinto del Paso del fuego, en lo alto del pueblo, junto a la iglesia de la Virgen de la Peña, es una especie de anfiteatro muy práctico recientemente remodelado y preparado para albergar a los innumerables visitantes que se acercan la noche del 24 de junio, a las 12 de la noche.

La madera ha de ser de roble, preparándose el fuego desde unas horas antes. Los hijos del pueblo que se atreven a pisar con sus plantas desnudas esos tres metros de brasas ardiendo, generalmente, no sufren quemaduras de ningún tipo: el paso habrá de ser decidido, constante, sin miedo, con ritmo regular y muy concentrado.

Rito ancestral, cuyo origen y significado se esconde en el paso del tiempo y el espacio, pues hay muchas teorías y supuestos de su posible inicio y su trascendencia. En cualquier caso, ya de origen celtíbero, indio, romano, islámico, indoeuropeo o cualquier otro, cada noche de san Juan el fuego se encarga de avivar esas creencias y ritos, esos deseos y sueños, que se han repetido y se repetirán por años y años.

San Juan cristiano perdura sobre el sol pagano, el origen se mezcla con la adaptación, el fuego con la cruz y la Virgen de la Peña con los leños ardiendo. Religión y Panteísmo, superstición y culto a los dioses de la naturaleza, todo ello bien conjuntado y aderezado para dar más misterio a esta noche mágica.

 

Las Móndidas

El día siguiente al de San Juan tiene lugar la no menos célebre y de ancestral tradición fiesta de las “móndidas”: tres mozas, doncellas casaderas que portarán sus vestidos, abalorios y cestos muy particulares llenos de flores y pan en la cabeza. 

Las móndidas se dispondrán a una serie de ritos, como el recital de cuartetas y una serie de bailes. En la villa, a primera hora de la mañana, se celebra la caballada, donde el concejo municipal viste con sus mejores galas.

Según Miguel Moreno y Moreno: “La víspera de San Juan se atavía la móndida con mantilla y teja - vieja usanza y sabor español -, blusa de encaje blanca; con gorguera, cadena y medallón; falda azul, media y zapato blanco, y lazo de color. 

El día de San Juan, en esta madrugada en que las móndidas actúan de sacerdotisas, han sustituido la teja por el cestaño, del que se destaca el rollo o roscón, y de él, el arbujuelo, pequeño árbol que va recubierto de masa de pan sin sal, y coloreado de azafrán, la mantilla está también sustituida por un mantón de Manila o de “ramos” encarnado, y la falda azul por enagüilla de pico y puntilla”.

Luego irán hasta la ermita del Humilladero, ofrecerán el arbujuelo, se desprenderán del cestaño y recitarán ante la Corporación las célebres cuartetas, poemas sencillos y toscos, pero frescos y dulces en el oido. Baile de la jota con los concejales y alcalde de la villa, tonos de dulzaina y mucha emoción, completan el día de las “móndidas”.

También en esta antigua fiesta encontramos los orígenes poco claros, remontándose desde el culto pagano a Ceres, o a tradición celtíbera, o a los dioses romanos; en cualquier caso, de nuevo es retomado por el Cristianismo, y se adapta a los tiempos modernos, llegando a su actual estado. 

Sí es evidente que hay una ligazón con la cosecha, la comida, el campo, la vida rural y tradicional, y no precisamente unida a la fiesta del paso del fuego pese a la proximidad de las fechas.

 

Noticia publicada en www.casasruralesensoria.com a través de SanPedroManrique.es

<< Anterior Siguiente >>