Noticias

Hayedos del Moncayo Soriano

7 Octubre 2014

Hayedos del Moncayo Soriano (ruta circular)

 

Distancia: 10 km (circular)

Desnivel: 280 m.

Dificultad: Fácil.

Observaciones: Se puede realizar un recorrido similar partiendo de Aldehuela de Ágreda, siguiendo las marcas del PR-SO-79.

 

Déjame que te cuente... en algún lugar no muy lejano, existe un fantástico bosque donde los árboles aún susurran al oído y cuentan historias de seres extraños que intuyes en las fugaces sombras del hayedo. Traviesas cascadas cantan alegrías a los afortunados que las encuentran y fuentes de grueso caño calman la sed de los pocos caminantes que recorren sus sendas.

Terminaba agosto y fuimos al reino vecino a oír el murmullo de un hayedo solitario y a revitalizarnos con sus cristalinas y sonoras aguas.  Un chaparrón intentó frenarnos sin conseguirlo, al contrario, contra más impedimentos más ansiamos continuar... En lugares como éste no caminas, te deslizas casi sin darte cuenta y te apena llegar al final. 

Te invitamos a cruzar al otro lado del Barranco de Agramonte, al que ahora llamaremos de Castilla pues cambiamos de reino y así se le conoce allí. Este barranco separa el hayedo aragonés del soriano, estamos en Tierras de Ágreda [Alojamientos Rurales cercanos].

Dejamos el coche al comienzo de una pista que arranca en la carretera de Vozmediano, a unos 500 metros del límite provincial. Junto a la cadena que impide el paso de coches, un cartel indica 1 km al sanatorio de Agramonte y 13,6 a Cueva de Agreda. Se trata de un tramo del GR-260 de la “Calcenada” que comparte tramo con el sendero circular PRC-SO 79, “Hayedos del Moncayo”, al que nos dirigimos con la cumbre del Moncayo enfrente, subiendo por una pista paralela a un ancho cortafuegos. 

Pasaremos junto a un par de fuentes y sin desviarnos llegaremos a la fuente y refugio de Canalejas donde podemos parar a descansar y tomar un pequeño refrigerio bajo unos enormes castaños que hay tras el edificio, frente al hayedo. 

Continuaremos por el GR y a unos 5 minutos de pasar el desvío a Aldehuela, que dejaremos a la derecha, giramos a la izquierda por un camino naturalizado con una espectacular flora que nos acompañará hasta refugiarnos en lo más profundo del hayedo. Varios carteles nos explicarán las características del hayedo y siguiendo el sonido del agua podremos asomarnos a pequeñas cascadas que bajan por el barranco, bajo la sombra de las hayas que ya dan sus últimos frutos (hayucos).

La próxima estación ya apunta en algunas ramas, en unas semanas los ocres y naranjas se habrán apoderado del bosque. Este barranco encajonado refugia varias especies vegetales de origen eurosiberiano muy difíciles de encontrar en estas latitudes. Aparte de las hayas encontraremos ejemplares de roble albar mucho mas tempranero que el rebollo, perdiendo y brotando la hoja antes. Tenemos la suerte de encontrar aún algún ejemplar en flor de enormes dedaleras y los presumidos brezos no nos han perdido de vista, siguiéndonos durante todo el camino.

En los claros del bosque dirigimos la vista al lejano horizonte de los campos de Castilla y casi sin darnos cuenta enlazamos de nuevo con el GR de la Calcenada. Hemos recorrido los 10 kilómetros de esta ruta semicircular y se nos han hecho muy cortos. Dejamos una puerta abierta en el tiempo para colarnos dentro algún otoño y escuchar de nuevo el crujido de las hojas bajo nuestras pies en un mundo nuevo de color.

Llega el otoño , esperamos encontrarte por el Moncayo, ¡no te lo puedes perder!

 

Noticia publicada en www.casasruralesensoria.com a través de la información facilitada por EncantoDelMoncayo.com/hayedosoriano.html

<< Anterior Siguiente >>