Noticias

Preparando la Temporada de Setas

21 Septiembre 2014

A caballo entre las provincias de Soria y Burgos, la Comarca de Pinares, enclave privilegiado en el que convergen las sierras de Urbión, Cebollera y La Demanda, entre otras de menos nombre pero no de menor interés y que constituye una de las mayores masas forestales de España, se distingue especialmente por su generosa naturaleza y el encanto de sus característicos pueblos.

Navaleno, uno de ellos, con casi mil habitantes, situado al borde de la N-234 que une Soria con Burgos, se ha mantenido, gracias a esta circunstancia y sin perder sus señas de identidad, a la altura de los tiempos  en todo momento, lo que hoy le permite ofrecer al visitante, junto con sus tradicionales atractivos, las infraestructuras necesarias para  proporcionarle una estancia grata y confortable.

Una de sus caraterísticas más destacadas es su riqueza micológica, que lo convierten en uno de los puntos más importantes de producción de setas de la provincia de Soria, lo que ha despertado desde antiguo entre la población una gran aficción al estudio, recolección y utilización, tanto culinaria, como medicinal, de este producto, convirtiendose en un foco de actividad que ha dado lugar a la creación, además de este Centro Micológico, de la prestigiosa Asociación Micológica de Navaleno, que se encarga de mantener viva esta afición organizando, a lo largo de todo el año pero especialmente durante la temporada, una serie de actividades relacionadas con el mundo de la Micología, como son las Jornadas Micológicas, con exposiciones, Conferencias, degustaciones culinarias, etc., etc. a las que todos los años acuden aficionados de toda España y de algunos otros paises cercanos.

Enclavado en el corazón de la comarca, pone al alcance del viajero en cortos desplazamientos y con acceso fácil, los puntos de mayor interés de las varias reservas y parques naturales de los que forma parte.

En los montes acogidos al modelo MYAS de Castilla y León se pretende la gestión sostenible de los recursos naturales que nos ofrecen las zonas forestales, entre ellos los micológicos. Una riqueza importantísima que puede resultar un motor de viabilidad añadido para las zonas rurales. Este sistema de regulación, pionero en todo el mundo, pretende entre otros objetivos evitar la recolección exagerada y desordenada de setas, desterrando las malas prácticas de recolección y los conflictos de uso con otros aprovechamientos forestales.

El sistema se basa por una parte en el guarderío micológico en los mismos montes acogidos al programa (guardianes que además de vigilar y controlar, asesoran y ayudan al recolector) y por otra parte, como medida reguladora, la emisión de permisos de recolección para la práctica comercial o recreativa. Además, los principales beneficiarios de las tasas que se abonan por los permisos, sea cual sea su modalidad, son los mismos municipios que ceden sus montes para este fin.

La obtención del permiso en sus distintas modalidades es un primer paso para que el futuro incluya la conservación de los recursos micológicos que disfrutamos en bosques y prados de nuestras sierras. Es cierto que con un coste económico para el aficionado, pero gracias a ese mismo coste con un control de los bosques que esperemos consiga erradicar de nuestras sierras malas prácticas recolectoras.

Rerserva ya tu Alojamiento Rural para esta Actividad.

 

Noticia publicada en www.casasruralesensoria.com a través de Centro Micológico de Navaleno

<< Anterior Siguiente >>