Noticias

Las profundidades del Cañón

15 Agosto 2014

Visitar el Cañón del río Lobos es adentrarse en un profundo cañón calizo formado por una antigua e intensa erosión fluvial del río Lobos, en las sierras de pie de monte que separan las estribaciones de la Cordillera Ibérica y la alta meseta del Duero. El río se encajona desde Burgos y continúa horadando las calizas cretácicas en Soria, recorriendo más de 25 kilómetros [Alojamientos Rurales cercanos].

Penetrar en la cueva Galiana Baja, junto al nacedero del río Ucero, permite conocer el mundo subterráneo del Cañón, sus profundidades; es una excelente oportunidad para iniciarse en la espeleología, en un maravilloso entorno de la cueva más representativa de cuantas existen en estos terrenos cársticos, que mantiene, durante todo el año, una temperatura constante de unos 15 grados.

La visita de hoy la han conformado una docena de personas, quienes han realizado aproximadamente la mitad del recorrido que hacen los grupos que deciden visitar la Galiana Baja. En este recorrido de hoy, después del ‘Dormitorio’ y de pasar un par de derrumbes de grandes piedras (caos), se ha llegado hasta la sala en la que se encuentra la Corona, un precioso conglomerado de formaciones calcáreas.

La vuelta es casi por el mismo recorrido de la ida, salvo una pequeña variante por otra galería para conocer el ‘Lago’, donde todavía queda mucha agua en ‘gours’ gracias a la abundante cantidad de precipitaciones de lluvia y nieve de este año. La Galiana Baja, espectacular, de acceso casi a pie de carretera y relativamente sencilla, tuvo que ser cerrada por la Junta para evitar los destrozos de sus visitantes menos respetuosos. Desde hace aproximadamente dos décadas únicamente es visitable de manera guiada, algo muy recomendable por las características reseñadas en este mismo párrafo.

El Cañón del río Lobos, declarado Parque Natural en 1985, se sitúa entre las provincias de Burgos y Soria, en el sector noroccidental de esta última. Presenta un paisaje de gran belleza, donde cobra protagonismo, por la espectacularidad de su relieve, el Cañón del río Lobos, rodeado por extensos páramos llanos, en los que la perspectiva se abre en amplios horizontes, dominados en dirección noreste por las Sierras de Urbión y la Demanda.

Desde el punto de vista geológico y geomorfológico atesora múltiples y valiosos atractivos, fruto de la intensa actividad cárstica acaecida en el pasado, que ha originado gran cantidad de notables singularidades y puntos de interés.

Es destacable la diversidad de la vegetación, conservándose extensas masas forestales de sabina, pino laricio y encina en buen estado de conservación, además de numerosas especies singulares de flora. Vinculada a esa rica variedad de biotopos y a la débil incidencia de la actividad humana, aparece en este territorio una abundante y diversa fauna.

Estos valores han sido claves para su declaración como Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) y como Lugar de Importancia Comunitaria (LIC) bajo la denominación de ‘Cañón del río Lobos’ (códigos ES0000007 y ES4170135 respectivamente), al amparo del Real Decreto 1997/1995, de 7 de diciembre, por el que se establecen medidas para contribuir a garantizar la biodiversidad mediante la conservación de los hábitats naturales y de la fauna y flora silvestres. Estas figuras de protección implican su integración en la red ecológica europea denominada ‘Red Natura 2000’.

En el interior del parque y en sus alrededores se conserva, así mismo, un valioso conjunto de elementos artísticos y poblaciones con un recio sabor tradicional.

El Parque Natural tiene una superficie estimada de 12.238 hectáreas, que incluye parcialmente a siete términos municipales de la provincia de Soria: Casarejos, Herrera de Soria, Nafría de Ucero, San Leonardo de Yagüe, Santa María de las Hoyas, Ucero y Espeja de San Marcelino, y el Ayuntamiento burgalés de Hontoria del Pinar.

 

Cuevas y simas

El modelo cárstico que define el Cañón se origina por procesos de disolución química de rocas carbonatadas, debido a la acción del agua y por colapso o hundimiento de cavidades subterráneas. Las características de este modelo se manifiestan por la existencia de depresiones cerradas en la superficie del macizo originadas por disolución, por un drenaje superficial escaso debido al predominio de la infiltración del agua en el terreno y por la existencia de cuevas y simas en el interior del macizo.

Formaciones geológicas típicas del Parque Natural del Cañón del Río Lobos son las numerosas simas y cavidades, que constituyen uno de sus principales valores naturales.

Tradicionalmente ha sido una zona transitada por los aficionados a la espeleología, lo que hecho necesario establecer una regulación específica para su acceso, de manera que se garantice la seguridad de las personas y se asegure la conservación de los valores geomorfológicos, florísticos y faunísticos.

Dentro del parque existen simas cuya visita no está autorizada por motivos de seguridad o para asegurar la conservación de sus elevados valores; otras cuevas son visitables previa autorización por parte de la Administración del Espacio Natural y, por último, la Cueva Galiana Baja, que es accesible a través de un programa de visitas guiadas organizadas por la empresa Soriaventura, adjudicataria desde el año 2010 del contrato de aprovechamiento y conservación de este espacio.

 

Cueva de la Fuente o Galiana Baja

Conocida anteriormente como ‘Cueva de la Fuente’, la Galiana Baja se sitúa unos pocos metros por encima del manantial de la Galiana, considerado el nacedero de río Ucero, que con un caudal medio de unos 1.000 litros por segundo se encuentra situado a la margen izquierda del río Lobos.

Se trata de una formación rectilínea y horizontal por la que en tiempos geológicos no muy lejanos circulaba el río, que actualmente lo hace por galerías más profundas (el manantial recoge el cauce hipogeo del río). En esta cueva están presentes formaciones de estalactitas y estalagmitas, columnas, cortinas o ‘gours’, sobre todo presentes en la denominada ‘Sala del Bosque’, verdadera joya de la cueva.

Miguel Fernández Tabera, en su ‘Catálogo de cavidades de Soria’ (Federación Castellana. Centro de Espeleología. 1985), describe así la Cueva Galiana Baja:

“Prácticamente toda la cavidad es una única y amplia galería, si exceptuamos el principio y final, donde aparecen pequeñas bifurcaciones de escaso recorrido. El desarrollo de la cavidad es rectilíneo y prácticamente horizontal, tan solo alterado por zonas de derrumbes con grandes bloques, bellamente adornada de formaciones durante casi todo su recorrido, haciéndose más patente en la ‘Sala del Bosque’, donde las formaciones llegan a su plenitud”.

 

En otra parte del texto dedicado a esta cueva, el autor escribe:

“Reanudando el camino por la galería principal se alcanza una zona conocida como ‘El Lago’, que en realidad es una zona con grandes ‘gours’ que en épocas de lluvia se llenan de agua. Nada más pasar esta zona la galería se estrecha debido a los derrumbes hasta llegar a un ensanchamiento con grandes bloques superpuestos y que forman un falso piso superior. Posteriormente, en la parte más alta se encuentra la ‘Sala del Bosque’, sala bellamente concrecionada, aunque solo en suelo y paredes, ya que en el techo las formaciones son escasas. Volviendo a la galería principal, que ahora discurre por la parte baja, se llega a la ‘Gran Vía’, después de pasar una zona con grandes bloques, estando los primeros curiosamente ‘colocados’. Es la ‘Gran Vía’ una zona de suelo arenoso y perfectamente alisada y que en épocas de lluvia se llena de agua al subir el nivel freático, no teniendo circulación, ya que tan solo se acumula. El techo de la cavidad, en esta parte, llega a alcanzar los 15 metros de altura, descendiendo progresivamente hasta juntarse con el suelo al final de la cavidad. A la mitad de la ‘Gran Vía’ existe otro derrumbe llamado ‘La Isla’. De aquí y por la derecha parte una galería pequeña y que termina por hacerse impracticable al juntarse suelo y techo. Unos cuantos metros más allá de la ‘La Isla’ la cavidad finaliza, también, al juntarse suelo y techo”.

 

Visitas guiadas a la Cueva de la Galiana Baja

Las visitas guiadas a la Cueva de la Galiana Baja, organizadas por la empresa Deportes de Aventura al Aire Libre Soria Aventura, S.L., ascendieron en 2013 a 926 personas, continuando la tendencia al alza de los últimos años (793 en 2012), en su mayoría procedentes de Madrid (678) y Castilla y León (89).

Y es que la Casa del Parque del Cañón del río Lobos ha sido, con 43.693 visitas, el centro más visitado de la Comunidad en 2013, incrementando en un 33,4 % el dato registrado en 2012 (32.751), en el que también obtuvo la máxima afluencia de la red de Castilla y León.

Como en años anteriores, la gran mayoría de los visitantes son españoles (por encima del 98 %) y, de estos, los más numerosos son los procedentes de Madrid (16.040), Barcelona (3.251), Soria (2.332), Vizcaya (2.084), Zaragoza (1.997) y Valladolid (1.907), que en conjunto casi suponen el 64 % de los visitantes nacionales a la casa del parque. Por comunidades autónomas, tras Madrid, con los datos citados, se sitúan Castilla y León (8.003), País Vasco (4.417) y Cataluña (3.737).

Entre los visitantes extranjeros (550), al igual que el año anterior, Francia es la única que supera los 200, seguida de Países Bajos, Bélgica, Alemania y Reino Unido.

El mes de mayor afluencia fue agosto, con 12.142 visitantes, seguido de julio (5.146), junio (4.034) y mayo (3.957).

 

Espeleología ordinaria, espeleo-socorro y científica

En el año 2013 se concedieron un total de 82 autorizaciones ordinarias para realizar actividades de espeleología en las diferentes cavidades del Cañón, siendo la sima del Carlista la más visitada, seguida de Cura Merino y las Tainas de Matarrubia.

El Grupo de Espeleo-socorro de la Federación Madrileña de Espeleología ha realizado, durante el año 2013, tres simulacros en diferentes cavidades situadas en el Parque Natural del Cañón de río Lobos: el día 26 de enero en la sima Cura Merino (Casarejos), el 16 de marzo en la sima MA-2 (Santa María de las Hoyas) y el 5 de octubre en El Portillo (Hontoria del Pinar). En estas actividades participan especialistas y un agente medioambiental del Parque Natural para verificar que la actividad se desarrollara con normalidad.

Además de estas autorizaciones ordinarias hay concedidas dos de carácter extraordinario, de duración anual, para trabajos de exploración y topografía de las cuevas o estudios paleoclimáticos de la zona.

El Grupo Espeleo Minas realiza trabajos de prospección, exploración y topografía de cuevas y cavidades en una cuadrícula determinada, situada en una zona cercana a Santa María de las Hoyas, que le fue asignada por la Federación de Espeleología de Castilla y León. Las actividades que actualmente está realizando pueden agruparse en dos grandes bloques:

 

• Trabajos en superficie (prospección) mediante batidas sistemáticas del terreno, con el objetivo de llegar a la ubicación, identificación y documentación de todas las bocas de cueva, incluidas las ya catalogadas.

 

• Trabajos bajo tierra: exploración y topografía de todas las cavidades. Para las ya conocidas, se revisan las topografías existentes, completándolas o corrigiéndolas en lo que proceda en cada caso.

 

Por su parte, un equipo de investigación de la Universidad de Zaragoza y el Instituto Pirenaico de Ecología (CSIC) desarrollan ‘Estudios Paleoclimatológicos y de dinámica actual en las simas y cavidades del Cañón del río Lobos’.

El trabajo de campo implica buscar cuevas que reúnan una serie de requisitos como son: buen desarrollo de formaciones espeleotémicas, elevado interés espeleológico, para que su estudio revierta en la conservación y gestión del patrimonio cuando sea posible, y un acceso relativamente fácil para posibilitar el seguimiento de la monitorización y toma de muestras de agua y espeleotemas.

Una vez seleccionadas las cuevas más adecuadas, se pone en marcha la monitorización del sistema cárstico y se realiza un estudio geomorfológico de detalle que permita valorar su potencial para decidir si las cuevas pasan a formar parte del conjunto de cavidades del noreste peninsular que son objeto de investigación en la actualidad.

 

Noticia publicada en www.casasruralesensoria.com a través de DesdeSoria.es

<< Anterior Siguiente >>